Cuando hablamos de agujeros de gusano en el universo, no salimos del plano de las hipótesis. Se supone que son atajos por los que se puede llegar de un lugar del universo a otro, o incluso a otro universo, a través de un paso que se traga literalmente la materia.

Y tienen una característica esencial que los diferencia de los agujeros negros. Los agujeros negros presentan un borde, denominado horizonte de sucesos, a partir del que la materia, la radiación o cualquier cosa que entre dentro ya no pueden escapar.