El cerebro es el objeto que guarda una mayor complejidad estructural y funcional. Tardó más de dos millones y medio de años en formarse hasta como ahora se le conoce, si es que se puede decir que se conoce… porque aún queda mucho por descubrir.