La firma de cremas solares Safe Sea ha desarrollado una línea que protege contra las picaduras de medusas, y una específicamente para la de la temida especie Carabela Portuguesa (que no es exactamente una medusa).

La crema es efectiva por un proceso bioquímico que hace que la medusa crea tener delante a otra medusa, y por tanto no activa su mecanismo de defensa.

Las cremas solares anti picaduras de medusas son la seguridad ‘pasiva’. Pero también hay productos para la seguridad ‘activa’, como una aplicación móvil… ‘Medusapp’ , desarrollada por un equipo español y que permite a los usuarios enviar información en tiempo real sobre la presencia de medusas. Ofrece información sobre la peligrosidad de la especie y consejos sobre cómo actuar en caso de picadura.