De elevado valor nutritivo, con alto contenido en antioxidantes, en yodo y en vitaminas A, C y E, la hoja de la espinaca es una de las verduras más apreciadas en la cocina.

Pero además, la hoja de la espinaca tiene otros muchos beneficios, en distintos campos y algunos de ellos muy sorprendentes como la cardiología o la detección de explosivos.