Ser fan de una serie de televisión nos hace más felices. Esa es la principal conclusión de un estudio científico elaborado por la Universidad Loyola Andalucía. Y no en términos de felicidad hedónica, por el placer, sino de una felicidad más profunda: la eudaimónica.

Los resultados obtenidos indican que ser fan puede asociarse claramente al ejercicio de varias virtudes y fortalezas humanas. Los fans buscan contenidos audiovisuales que supongan un enriquecimiento intelectual y cognitivo por lo que desarrollarían fortalezas asociadas a virtudes como la sabiduría y el coraje.