Es una obviedad decir que los motores del futuro serán menos contaminantes. Pero quizás no lo sea tanto decir que los motores diésel del futuro, serán menos contaminantes.

Pero, ¿y si hubiera una solución para hacer que contaminen menos; que emitan menos gases a la atmósfera?

La clave podría estar en hacer recircular por el motor tanto hidrocarburos como monóxido de carbono sin quemar… pero calientes, lo que hace posible reducir las emisiones hasta en un diez por ciento

Los gases de escape recirculados son una tecnología muy utilizada en los motores actuales y lo serán aún más en las combustiones avanzadas que se están desarrollando para los motores del futuro, con lo que aprovechar su energía supone una ventaja para su rendimiento y su consumo.