Uno de los factores que más inciden sobre la alergia es la calidad del aire que respiramos, y principalmente la proporción de polen y esporas de hongos que transporta. Científicos españoles, portugueses, alemanes y autríacos han desarrollado el primer mapa mundial interactivo de estaciones de estas partículas. Es el big data del polen.

Este inventario web muestra la información de contacto de 900 estaciones de muestreo de partículas biológicas y de todos los proveedores que disponen de estos datos. Asimismo, el usuario puede ampliar el zoom del mapa hasta el nivel de la calle para realizar búsquedas específicas.