AIVA es un sistema de inteligencia artificial al que se le dieron una serie de parámetros para que su composición sirviera como banda sonora de una película de ciencia ficción. El resultado fue la composición ‘Among the stars’

Y la cosa va de películas, porque el creador del sistema, el ingeniero Pierre Barreau se inspiró en la película Her, de Spike Jonze, en el que el sistema operativo personal del protagonista crea una música para un momento concreto de su vida.

El sistema ha aprendido de más de 30.000 de las más grandes composiciones musicales de la historia… Desde Mozart, Beethoven a John Coltrane, por ejemplo. Utilizando un sistema de redes neuronales, analiza los patrones de esas obras y predice las notas que deben sucederse y combinarse en su composición, y tiene en cuenta elementos que las definen, como la épica, o los instrumentos que se utilizan, para crear composiciones a medida de lo que se le pide en cada caso.