El Instituto de investigación La Fe de Valencia ha desarrollado un sistema que a perros adiestrados que son capaces de detectar en la orina de los pacientes los compuestos de marcadores que indican un tumor prostático.