El papel de las abejas resulta primordial para mantener los ecosistemas naturales o producir alimentos, debido a su labor polinizadora en las plantas.

Durante los últimos años, se están registrando declives en las colonias de estos animales en todo el planeta, y por ello, la comunidad científica se ha lanzado a investigar cuáles son las causas de que se esté diezmando la población de este insecto.

El descenso en la población de abejas se está produciendo por varios motivos: parásitos, patógenos, modificación de los hábitats, especies invasivas, o el cambio climático. Sin embargo, numerosos trabajos han concluido que los pesticidas son también un factor importante en esa pérdida de población.