Hace unos 20 millones de años, la actividad volcánica hizo surgir de las profundidades marinas las islas que componen el archipiélago canario, por eso estas tierras nunca estuvieron conectadas al continente africano. Sin embargo, en el siglo XIII cuando los navegantes europeos descubrieron diversos grupos de islas en el Atlántico, solo las Canarias estaban habitadas.

Ahora, un nuevo estudio confirma la procedencia norteafricana gracias al primer estudio de ADN antiguo de Canarias que incluye muestras arqueológicas de todas las islas y el primero que realiza un análisis minucioso del genoma mitocondrial.

MÁS INFO:
https://www.desenfoqueproducciones.com/es/portfolio/documentales/canarias-amazigh