Los peces están conectados mediante redes sociales que pueden dar información sobre el momento más seguro para comer. Este simple comportamiento imitativo entre peces de distinta especie en una misma red social los induciría a comer más, lo que puede ser fundamental para el flujo de energías y recursos a través de los ecosistemas de los arrecifes de coral.

Pero este descubrimiento sugiere también que la sobrepesca no solo elimina peces, sino que puede romper la red social de los peces que quedan, que estarían más ocultos y comerían menos porque les faltaría información esencial. Y de esta manera, los arrecifes de coral se volverían más vulnerables de lo que actualmente se predice.


Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/31/d637985551/htdocs/clickandbuilds/QwertyRadio/wp-content/themes/Newspaper/includes/wp_booster/td_block.php on line 997