En 1947, ‘Chuck’ Yeager se convirtió en el primer hombre en explorar un territorio hasta entonces desconocido: el que ocultaba detrás de una barrera que había provocado roturas estructurales en muchos de los aviones que se habían acercado a ella. El piloto norteamericano voló por primera vez a Mach 1, rompiendo así la barrera del sonido.